Ciudad Santa Fé

La historia de una de las santafesinas que participa en Corte y Confección

Se trata de María Eugenia Leonhardt tiene 23 años y es una de la participantes de la segunda temporada del programa Corte y Confección. Habló con UNO y nos contó su historia.

María Eugenia Leonhardt tiene 23 años, es santafesina, la primera hija de Guillermo y Norma. Tiene una hermana más chica que se llama Guillermina y está en pareja desde hace unos años con Alexis. Se recibió de diseñadora de indumentaria y asesora de imagen y trabaja en una agencia de marketing. Es sagitariana y tiene otro gran amor, un gato Biggie a quien ya extraña y mucho.

Además es una de las 14 participantes de la nuevo temporada -la segunda-, del programa Corte y Confección que produce La Flia y conduce Andrea Politti en El Trece y en donde los diseñadores Benito Fernández, Verónica de la Canal y Fabián Zitta son los jurados junto a Matilda Blanco quien se desempeña como jefa del taller.

Todos los Participantes de la segunda temporada de corte y confección.-

Eugenia se tomó un respiro entre las grabaciones del programa para contarle a UNO su historia y ahora la posibilidad de poder cumplir su sueño y poder lograr ser la diseñadora 2019 que se consagre ganadora del ciclo. Pero ella nunca tuvo como iniciativa propia la idea de participar de un concurso televisivo, ella trabajaba y lo hace hoy también, para una agencia de márketing, hace trabajos de diseño para empresas periodísticas y paginas web, pero una amiga la convenció “Me dijo, Euge hay un programa de tele que es para vos, para mostrarte y adquirir experiencia. Yo ya venía siguiéndolo, pero nunca con esa idea, pero a partir de esa charla se fueron sumando más personas que me comentaron lo mismo y me terminaron de convencer. Tomé la iniciativa y dije sí, es el lugar ideal para poder mostrarme como diseñadora y que se conozca mi estilo, mi personalidad y lo que soy capaz de hacer en gran parte de la Argentina”.

En un principio y con la complicidad de su novio Alexis comenzó a hacer todo lo necesario para inscribirse y después se lo dijo a su familia. “Por suerte cuando le comenté lo que había hecho se pusieron muy contentos y me apoyaron porque saben lo importante que es para mi esta oportunidad y lo que amo el diseño, es algo fundamental en mi vida y las ganas que tengo de pertenecer a este mundo”.

La importancia de la abuela Elvira

“Siempre, desde muy chica me interesé por el diseño -comentó Eugenia- y si bien soy la primera en la familia en hacerlo, aunque tengo una tía que tiene una fábrica de ambos industrial, la que me acercó a la máquina y la costura fue mi abuela paterna que se llamaba Elvira, Loli para nosotros y con la que compartía mucho tiempo. Empecé haciéndole los vestidos a las muñecas muñecas y después dije esto es lo que me gusta, lo que quiero hacer y estudiar. Me decidí y comencé, siempre con el apoyo de la familia, que saben que es lo que más amo hacer”.

Pero pasar de estar sentada en casa viendo el programa y criticar a los participantes es fácil, pero no así cuando se llega a un programa de televisión “Acá se prende la cámara y ver que estas rodeada deun montón de gente, nos solo tus compañeros sino los camarógrafos, productores, maquilladores y demás te pone un poco nerviosa, aunque los nervios no sirven de nada, pero están. Además la sorpresa del tan poco tiempo que uno tiene para hacer las prendas es una bisagra que te hace pensar en que tenés que tomar buenas decisiones, hacer lo que mejor te salga y no arriesgarse, para no perder. Aprendés que debes ir siempre por el camino en el que estás más seguro para no fallar en los desafíos”.

Convivencia, amistades y competencia

La finalidad del programa es encontrar al mejor diseñador 2019, que ya tuvo a su primer Ganador, Gerardo Casas, nacido en Córdoba pero que vivía aquí nomas, cruzando el Túnel Subfluvial, en la ciudad de Paraná. En esa primera temporada Euge tenía su favorita y era Ignacio “porque siempre fue fiel a su estilo, logró mantenerlo en todos los desafíos y eso me parece que es lo fundamental para alguien que quiera vivir de esto”.

Pero además para lograr el objetivo hay que convivir y competir, aunque también hay tiempo para forjar amistades. “En el hotel donde estoy convivimos todos lo que somos del interior y por suerte nos llevamostodos muy bien. Si bien sabemos que esto es una competencia y una escuela para todos y que pase lo que pase también nos vamos a llevar grandes afectos personales. Yo tengo dos compañeros con los que mejor me llevo: Ingrid e Ignacio, personas hermosas y talentosas”.

“En esta primera semana de competencia me sorprendió lo que me llegó de la gente: el reconocimiento, que te digan que le gusta lo que haces, que se identifican con ello o que ya te digan que sos su favorita.Eso quiere decir que uno pudo lograr en tan pocos desafíos realizados que pudiste demostrar quien sos, que era lo que buscaba y la capacidad de saber tomar buenas decisiones para poder lograrlo”.

El afecto, lo que mas importa

Cuando uno debe alejarse de la familia por prologados períodos de tiempo, no siempre es fácil pero saber que contas con su apoyo a pesar de ello, es importante. “Mi familia esta muy contenta con lo que ve al igual que mis amigos y me demuestran su apoyo. Y es ahí en dónde una ve quienes son esos amigos de fierro y esos que solo están para criticarte.Porque ahora más que nunca una necesita ese cariño de los que más quiere”.

“Lo mas positivo que sacaré del concurso, ya que vengo a demostrar y dar todo para que se vea lo que soy capaz de hacer, es poder darme a conocer y mostrarme como diseñadora y poder lograr que la gente me pueda identificar por lo que hago”, afirmó la joven santafesina.”Además se que es el disparador para lograr mis sueños, que con voluntad y esmero se pueden lograr, sin importar las trabas que uno tenga que superar”.

Parte de los trabajos que presentó en los desafía que debió realizar.

“Yo se que mi futuro no es mañana, mi participación es el inicio para contactarme con la gente, que en este comienzo fue muy positivo y me llena mucho. Yo seguiré estudiando y creciendo en esta industria y formándome en todo lo que pueda y poder desempeñarme como diseñadora y asesora de imagen, que es lo que más amo”, finalizó.

Fuente: UNO.-


"Siempre, desde muy chica me interesé por el diseño -comentó Eugenia"

La historia de una de las santafesinas que participa en Corte y Confección

2 min atrás
Ciudad Santa Fé
1 Visualizaciones

Se trata de María Eugenia Leonhardt tiene 23 años y es una de la participantes de la segunda temporada del programa Corte y Confección. Habló con UNO y nos contó su historia.

María Eugenia Leonhardt tiene 23 años, es santafesina, la primera hija de Guillermo y Norma. Tiene una hermana más chica que se llama Guillermina y está en pareja desde hace unos años con Alexis. Se recibió de diseñadora de indumentaria y asesora de imagen y trabaja en una agencia de marketing. Es sagitariana y tiene otro gran amor, un gato Biggie a quien ya extraña y mucho.

Además es una de las 14 participantes de la nuevo temporada -la segunda-, del programa Corte y Confección que produce La Flia y conduce Andrea Politti en El Trece y en donde los diseñadores Benito Fernández, Verónica de la Canal y Fabián Zitta son los jurados junto a Matilda Blanco quien se desempeña como jefa del taller.

Todos los Participantes de la segunda temporada de corte y confección.-

Eugenia se tomó un respiro entre las grabaciones del programa para contarle a UNO su historia y ahora la posibilidad de poder cumplir su sueño y poder lograr ser la diseñadora 2019 que se consagre ganadora del ciclo. Pero ella nunca tuvo como iniciativa propia la idea de participar de un concurso televisivo, ella trabajaba y lo hace hoy también, para una agencia de márketing, hace trabajos de diseño para empresas periodísticas y paginas web, pero una amiga la convenció “Me dijo, Euge hay un programa de tele que es para vos, para mostrarte y adquirir experiencia. Yo ya venía siguiéndolo, pero nunca con esa idea, pero a partir de esa charla se fueron sumando más personas que me comentaron lo mismo y me terminaron de convencer. Tomé la iniciativa y dije sí, es el lugar ideal para poder mostrarme como diseñadora y que se conozca mi estilo, mi personalidad y lo que soy capaz de hacer en gran parte de la Argentina”.

En un principio y con la complicidad de su novio Alexis comenzó a hacer todo lo necesario para inscribirse y después se lo dijo a su familia. “Por suerte cuando le comenté lo que había hecho se pusieron muy contentos y me apoyaron porque saben lo importante que es para mi esta oportunidad y lo que amo el diseño, es algo fundamental en mi vida y las ganas que tengo de pertenecer a este mundo”.

La importancia de la abuela Elvira

“Siempre, desde muy chica me interesé por el diseño -comentó Eugenia- y si bien soy la primera en la familia en hacerlo, aunque tengo una tía que tiene una fábrica de ambos industrial, la que me acercó a la máquina y la costura fue mi abuela paterna que se llamaba Elvira, Loli para nosotros y con la que compartía mucho tiempo. Empecé haciéndole los vestidos a las muñecas muñecas y después dije esto es lo que me gusta, lo que quiero hacer y estudiar. Me decidí y comencé, siempre con el apoyo de la familia, que saben que es lo que más amo hacer”.

Pero pasar de estar sentada en casa viendo el programa y criticar a los participantes es fácil, pero no así cuando se llega a un programa de televisión “Acá se prende la cámara y ver que estas rodeada de
un montón de gente, nos solo tus compañeros sino los camarógrafos, productores, maquilladores y demás te pone un poco nerviosa, aunque los nervios no sirven de nada, pero están. Además la sorpresa del tan poco tiempo que uno tiene para hacer las prendas es una bisagra que te hace pensar en que tenés que tomar buenas decisiones, hacer lo que mejor te salga y no arriesgarse, para no perder. Aprendés que debes ir siempre por el camino en el que estás más seguro para no fallar en los desafíos”.

Convivencia, amistades y competencia

La finalidad del programa es encontrar al mejor diseñador 2019, que ya tuvo a su primer Ganador, Gerardo Casas, nacido en Córdoba pero que vivía aquí nomas, cruzando el Túnel Subfluvial, en la ciudad de Paraná. En esa primera temporada Euge tenía su favorita y era Ignacio “porque siempre fue fiel a su estilo, logró mantenerlo en todos los desafíos y eso me parece que es lo fundamental para alguien que quiera vivir de esto”.

Pero además para lograr el objetivo hay que convivir y competir, aunque también hay tiempo para forjar amistades. “En el hotel donde estoy convivimos todos lo que somos del interior y por suerte nos llevamos
todos muy bien. Si bien sabemos que esto es una competencia y una escuela para todos y que pase lo que pase también nos vamos a llevar grandes afectos personales. Yo tengo dos compañeros con los que mejor me llevo: Ingrid e Ignacio, personas hermosas y talentosas”.

“En esta primera semana de competencia me sorprendió lo que me llegó de la gente: el reconocimiento, que te digan que le gusta lo que haces, que se identifican con ello o que ya te digan que sos su favorita.Eso quiere decir que uno pudo lograr en tan pocos desafíos realizados que pudiste demostrar quien sos, que era lo que buscaba y la capacidad de saber tomar buenas decisiones para poder lograrlo”.

El afecto, lo que mas importa

Cuando uno debe alejarse de la familia por prologados períodos de tiempo, no siempre es fácil pero saber que contas con su apoyo a pesar de ello, es importante. “Mi familia esta muy contenta con lo que ve al igual que mis amigos y me demuestran su apoyo. Y es ahí en dónde una ve quienes son esos amigos de fierro y esos que solo están para criticarte.Porque ahora más que nunca una necesita ese cariño de los que más quiere”.

“Lo mas positivo que sacaré del concurso, ya que vengo a demostrar y dar todo para que se vea lo que soy capaz de hacer, es poder darme a conocer y mostrarme como diseñadora y poder lograr que la gente me pueda identificar por lo que hago”, afirmó la joven santafesina.”Además se que es el disparador para lograr mis sueños, que con voluntad y esmero se pueden lograr, sin importar las trabas que uno tenga que superar”.

Parte de los trabajos que presentó en los desafía que debió realizar.

“Yo se que mi futuro no es mañana, mi participación es el inicio para contactarme con la gente, que en este comienzo fue muy positivo y me llena mucho. Yo seguiré estudiando y creciendo en esta industria y formándome en todo lo que pueda y poder desempeñarme como diseñadora y asesora de imagen, que es lo que más amo”, finalizó.

Fuente: UNO.-

Chequea también



Jornada fría en Santa Fe

Una mañana que se presenta fría en la ciudad de Santa Fe, la temperatura ronda …

Dejar un comentario