País

La DEA advirtió que la mezcla de fentanilo y cocaína es “cada vez es más frecuente”

Expertos de la Drug Enforcement Administration (DEA) advirtieron que la adulteración de cocaína como la que ocurrió en febrero pasado en el noroeste del conurbano, que provocó 24 muertos y más de 80 intoxicados, “es cada vez más frecuente” entre las organizaciones criminales que buscan “ahorrar dinero”, a la vez que enfatizaron la necesidad de crear grupos tácticos integrados por fuerzas federales y provinciales en todo el país para combatir el narcotráfico.

“Una dosis muy pequeña de fentanilo puede ser letal. Puede producir un potente subidón en pequeñas cantidades. La mezcla con otras drogas provoca riesgos peligrosos. Es posible que los usuarios de drogas no se den cuenta de que están consumiendo fentanilo”, expresó el analista de la DEA, Richard Candelaria, quien esta semana participó del Primer Consejo de Seguridad Interior que organizó el Ministerio de Seguridad de la Nación.

Las declaraciones del agente de la DEA hicieron referencia al episodio ocurrido durante la primera sema..

Expertos de la Drug Enforcement Administration (DEA) advirtieron que la adulteración de cocaína como la que ocurrió en febrero pasado en el noroeste del conurbano, que provocó 24 muertos y más de 80 intoxicados, “es cada vez más frecuente” entre las organizaciones criminales que buscan “ahorrar dinero”, a la vez que enfatizaron la necesidad de crear grupos tácticos integrados por fuerzas federales y provinciales en todo el país para combatir el narcotráfico.

“Una dosis muy pequeña de fentanilo puede ser letal. Puede producir un potente subidón en pequeñas cantidades. La mezcla con otras drogas provoca riesgos peligrosos. Es posible que los usuarios de drogas no se den cuenta de que están consumiendo fentanilo”, expresó el analista de la DEA, Richard Candelaria, quien esta semana participó del Primer Consejo de Seguridad Interior que organizó el Ministerio de Seguridad de la Nación.

Las declaraciones del agente de la DEA hicieron referencia al episodio ocurrido durante la primera semana de febrero en el noroeste del conurbano bonaerense, donde 24 personas fallecieron y 84 personas terminaron internadas por intoxicación de cocaína combinada con “carfentanilo”, un derivado del fentanilo.

Al respecto, Candelaria explicó que los narcotraficantes eligen mezclar la cocaína con el fentanilo, un opioide entre 50 y 100 veces más potente que la morfina, por cuestiones económicas.

“Es muy simple, es por plata. Los opioides son bien baratos. Salen 1800 dólares por kilo en los Estados Unidos. Un kilo de cocaína en Nueva York sale 35 mil dólares” respondió el agente de la DEA y agregó: “Los narcotraficantes mezclan la cocaína y el fentanilo como un pastel, y generalmente tienen un resultado de 10 kilos de droga que se vende a un costo menor a 50 mil dólares”.

Según alertó el funcionario estadounidense, “el uso del fentanilo mezclado con cocaína tiene relación con el aumento de sobredosis en los Estados Unidos y en varios sectores del mundo”. Por ejemplo, en 2020, en los Estados Unidos se detectó un aumento del 26% en las muertes vinculadas con sobredosis de cocaína.

En tanto, el Juzgado Federal 2 de San Martín, a cargo de Alicia Vence; y el fiscal del mismo fuero, Paul Starc; tienen a su cargo la causa por el caso de la cocaína adulterada en febrero pasado, que cuenta con cinco personas con prisión preventiva, aunque se prevé que en los próximos días puedan imputarse a otros sospechosos, entre ellos un capo narco que ya está detenido por comercialización de drogas.

“El fentanilo es realmente peligroso. En Estados Unidos hubo muchos casos durante allanamientos en los que cuando los policías tocan el opioide, se caen y sufren una fuerte intoxicación. Debemos tener mucho cuidado. La educación en este sentido es lo más importante”, describió Candelaria durante su disertación en el primer panel del Primer Consejo de Seguridad Interior que daba cuenta de experiencias de investigación criminal desde una perspectiva trasnacional.

Junto a él expusieron el agregado del Departamento de Lucha contra el Crimen Organizado de Italia, Marco Di Maggio; y el agregado adjunto de la DEA, Kevin Wood; quien describió puntualmente la relación entre las fuerzas de seguridad argentinas y la agencia antidrogas norteamericana.

Durante los últimos años, la Embajada de Estados Unidos y el Ministerio de Seguridad de la Nación impulsaron la formación de Grupos Operativos Conjuntos de lucha contra el crimen organizado (GOC), los cuales están compuestos por personal de la Policía Federal Argentina (PFA), Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía de Seguridad Aeroportuaria, Policía de Salta y Policía de Misiones.

Según Wood, la DEA interviene en la conformación de los mencionados GOC seleccionando a sus integrantes para luego continuar con su formación, la cual consiste en dos etapas: un entrenamiento inicial en la ciudad de Quantico, en el estado estadounidense de Virginia, y otra con capacitaciones complementarias en Argentina.

“La creación de los ‘Task Force’ en Argentina comenzó en el norte del país en el año 2000. Estos GOC son esenciales para la DEA. Para nosotros, trabajar con otras agencias federales y locales es algo importantísimo para combatir el narcotráfico, porque son las que conocen el lugar y tienen acceso a recursos policiales más profundos”, relató Wood.

Actualmente, hay dos GOC funcionando en la Argentina: uno en el noroeste del país radicado en la provincia de Salta –creado en 2017- y otro en el noreste, en la provincia de Misiones –creado en 2019-.

Además, el agregado adjunto de la DEA aseguró que tienen la intención de crear nuevos “task force” en el país: “Estamos formando el GOC Centro, conformado por Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos. Y después restaría ampliarlo al resto de las zonas del país. Es un proceso necesario para seguir combatiendo al narcotráfico”.

0 3 minutos leídos

Dejar un comentario